Nov 152011
 

Tres hinchas del Atleti y tres del Madrid deben viajar en tren a la final de la Copa del Rey que se celebra en Valencia.

En la estación de Atocha, los tres del Madrid compran sus tres pasajes y ven como entre los tres del Atleti compran un único boleto.
“¿Cómo piensan viajar tres personas con un solo pasaje?” pregunta uno del Madrid. “Mira y verás”, responde el del Atleti.

Todos suben a bordo del tren. Los merengones toman sus respectivos asientos, pero los tres colchoneros se meten todos juntos en uno de los baños y cierran la puerta detrás de ellos. Poco después de que el tren ha partido, el revisor comienza a recoger los boletos. Llama a la puerta del baño y dice: “Pasaje, por favor.” La puerta se abre sólo un poco y un solo brazo emerge con el billete en la mano. El revisor se lo lleva y se va. Los del Madrid ven esto y concuerdan en que era una idea muy inteligente.

Así es como después de la final, los del Madrid deciden copiar los del Atleti (como siempre) en el viaje de regreso y ahorrar algo de dinero. Cuando llegan a la estación, compran un solo pasaje para el viaje de regreso. Para su asombro, los del Atleti no comprar ningún boleto.
“¿Cómo van a viajar sin billete?” , pregunta perplejo uno de los del Madrid. “Mira y verás”, responde un colchonero.

Cuando abordan el tren los tres hinchas del Madrid se meten en uno de los baños y los tres del Atleti entran a otro baño cercano. El tren parte. Poco después, uno de los atléticos sale de su baño y se acerca al de los vikingos. Llama a la puerta y dice: “Pasajes, por favor”…