Nov 252011
 
PADRE, PAPÁ, Y PAPI
 
Hasta hace cosa de un siglo, los hijos acataban el cuarto mandamiento como un verdadero dictamen de Dios. Imperaban normas estrictas de educación: nadie se sentaba a la mesa antes que el PADRE, nadie hablaba sin permiso del PADRE, nadie se levantaba de la mesa si el PADRE no se había levantado antes; por algo era el PADRE.
La madre fue siempre el eje sentimental de la casa, el PADRE siempre la autoridad suprema.
Todo empezó a cambiar hace unas siete décadas, cuando el PADRE dejó de ser el PADRE y se convirtió en PAPÁ. El mero sustantivo era ya una derrota. PADRE es una palabra sólida, rocosa, imponente; PAPÁ es un apelativo para oso de felpa o para perro faldero; da demasiada confianza. Además, con el uso de PAPÁ el hijo se sintió autorizado para protestar, cosa que nunca había ocurrido cuando el PAPÁ era el PADRE.
   
A diferencia del PADRE, el PAPÁ era tolerante. Permitía al hijo que fumara en su presencia, en vez de arrancarle los dientes con una trompada, como hacía el PADRE en circunstancias parecidas. Los hijos empezaron a llevar amigos a la casa y a organizar bailes y bebidas, mientras PAPÁ y mamá se desvelaban y comentaban en voz baja: bueno, por lo menos tranquiliza saber que están tomándose unos tragos en casa y no en quién sabe dónde.
   
El PAPÁ marcó un acercamiento generacional muy importante, algo que el PADRE desaconsejaba por completo. Los hijos empezaron a comer en la sala mirando la tele, mientras PAPÁ y mamá lo hacían solos en la mesa. 
   
PAPÁ seguía siendo la autoridad de la casa, pero una autoridad bastante maltrecha. Era, en fin, un tipo querido: lavaba, planchaba, cocinaba y, además, se le podía pedir un consejo o también dinero prestado.
   
Y entonces vino PAPI.
PAPI es un invento reciente de los últimos 20 ó 30 años. Descendiente menguado y raquítico de PADRE y de PAPÁ, ya ni siquiera se le consulta ni se le pregunta nada. Simplemente se le notifica: “PAPI, me llevo el coche, dame para gasolina”. Le ordenan que se vaya al cine con mami mientras los hijos están de fiesta. Lo tutean y hasta le indican cómo dirigirse a ellos: ¡PAPI, no me vuelvas a llamar “chiquita” delante de Jonathan!
   
No sé qué seguirá después de PAPI. Supongo que la esclavitud o el destierro definitivo.
Yo estoy aterrado: después de haber sido nieto de PADRE, hijo de PAPÁ, y PAPI de mis hijos, mis nietas han empezado a llamarme “PA“…
CREO QUE QUIEREN DECIR: ¡¡¡¿¿¿PA’QUÉ MIERDA SIRVES???!!!
Nov 302010
 

Ya sabemos que cualquiera puede acceder a la wikipedia para enterarse de todo, sin embargo no solemos acceder a este tipo de páginas si no es porque tenemos un motivo justificado, como dar una lección al vecino pesado.

Sin embargo, en un día tan triste como hoy para la aficción madridista y tan alegre para la azulgrana y parte de la rojiblanca (porque sabemos que hay atléticos que lo van a celebrar), bien sea por alegría, por tristeza o porque no hemos ido y queremos conocerlo, NO OS PODÉIS PERDER LA VISITA VIRTUAL A LA CAPILLA SIXTINA, que he encontrado. Además he agregado parte de lo que aparece en la wikipedia sobre el tema. Continúa leyendo »

Jun 192010
 

Seis hombres casados serán abandonados en una isla, con un coche y tres niños cada uno, durante 6 semanas. Cada niño practicará dos deportes y tomará o bien clases de música o danza. No hay comida rápida.

Cada hombre debe cuidar de sus tres hijos, mantener limpia la casa que se le asigne, corregir todos los deberes y realizar proyectos de ciencias. Cocinar, lavar la ropa y pagar una lista de facturas (falsas) con un dinero insuficiente.

Además, cada hombre tendrá que presupuestar dinero para las comidas cada semana.

Cada hombre debe recordar los compleaños de todos los amigos y familiares y enviar cartas a tiempo (no por e-mail). Cada hombre deberá llevar a cada niño a una cita con el médico, el dentista y un corte de pelo. Tendrá que hacer una inesperada e inconveniente visita la APA. Tambien tendrá que confeccionar galletas o tartas para una función social.

Cada hombre será responsable de la decoración de su casa asignada, plantar flores en el exterior y mantenerla presentable en todo momento. Los hombres sólo tendrán acceso a la televisión cuando los niños estén durmiendo y todas las tareas del hogar estén hechas. Los hombres deben afeitarse las piernas, llevar maquillaje a diario, adornarse con joyas y llevar incómodos aunque estilosos zapatos. Mantener las uñas de las manos pintadas y las cejas depiladas.

Durante una de las seis semanas, los hombres deben sufrir severos calambres abdominales, dolores de espalda, y tener extremos e inexplicables cambios de humor, pero no protestar ni una sola vez o disminuir el ritmo de sus otras tareas. Deben atender reuniones semanales en la escuela, la iglesia y encontrar tiempo al menos una vez por semana para pasar una tarde en el parque o un entorno similar.

Deberán leer un libro a los niños cada noche, y por la mañana darles el desayuno, vestirlos, cepillar sus dientes y peinarlos para las 8 de la mañana.
 
Se les realizará un test al final de las seis semanas y cada padre será requerido para recordar toda esta información: el cumpleaños de cada niño, altura, peso, talla de zapatos y de ropa, nombre de su pediatra, también el peso del niño al nacer, su longitud, y el tiempo que duró el parto. El color favorito de cada niño, el segundo nombre, la comida favorita, cancion favorita, bebida favorita, juguete preferido, el miedo más grande y lo que quieren ser de mayores.

Todo lo anterior debe ser llevado a cabo mientras se trabaja o bien a jornada completa (preferiblemente) o parcial en un trabajo para contribuir a los ingresos familiares.

Los niños votan a quien tiene que irse de la isla basándose en lo bien que cumplen… El último hombre gana sólo si…… aún conserva suficiente energía como
 para mantener relaciones íntimas con su mujer en el momento del anuncio.
 
Si un hombre gana, puede continuar en el juego una y otra vez por los próximos 18-25 años y eventualmente ganar el derecho a ser llamado MAMÁ.