Dic 252009
 

Ya tenemos la excusa perfecta, que no es por nosotros, que es físico

La voz femenina provoca agotamiento en el cerebro masculino.

Según el profesor Michael Hunter, de la Universidad de Sheffield (Gran Bretaña), el tono de la voz femenina posee sonidos más complejos que la masculina, por eso toma toda el área auditiva del cerebro masculino, mientras que la voz del hombre sólo ocupa el área subtalámica. De aquí que en muchas ocasiones las mujeres se quejen de que los hambres no las escuchan, ya que lo que hacen es “desconectar” por una razón puramente fisiológica.

Si yo no digo que no sea verdad, ahora que a mí me huele a que el profesor Hunter este, lo que pasa, es que estaba hasta los huevos de que su mujer le reprochara todo el día que no le hacía ni caso con frases como “desde luego, cuando hay fútbol no haces ni caso, te quedas abobado”, “otra vez reunión en el trabajo, pues vaya no estás nunca en casa”, “no, no, Hunter, no me habías comentado lo de la cena de esta noche”.

De ahí que el pollo se dijo a sí mismo, “joder yo que soy profesor, voy a decir esto y asunto arreglado, tengo a todo el mundo contento, a los hombres les doy una excusa de puta madre y las mujeres se quedan contentas porque ya tienen un motivo más para llamarnos “seres inferiores”, lo dicho todos contentos”

La idea, a priori, no es mala pero veo mucho más interesante la de la borrachera, por varios motivos:

  1. la obvia de la fiesta.
  2. esta excusa, además de permitirte no escuchar, te permite decir gilipolleces, decir la verdad y dormir lo que quieras.
  3. no das motivos para que te califiquen de “ser inferior”.

POR CIERTO,

                                                                          FELIZ NAVIDAD A TODOS !!!

               

Dic 022009
 

Hoy iniciamos una nueva categoría. En ella, que espero la desarrollemos entre todos, incluiremos curiosidades. Siguiendo con la línea TH estas curiosidades pueden ser tan reales, rigurosas o inventadas como queráis.

Para empezar, voy a poner algo que leí hace algún tiempo, no sé donde, pero que me llamó bastante la atención.

La hormona denominada corticosterona, que se segrega en momentos de ansiedad, es la responsable de la repentina pérdida de memoria. Esta hormona bloquea la recuperación de información hasta una hora después de ceder la situación de tensión. Esto explicaría, por ejemplo, que algunos estudiantes se queden en blanco en los exámenes. Al serenarse, el cerebro recupera los datos.

En esta sección no pretendo soltar un rollo científico, ni mucho menos, primero porque no sería capaz y segundo porque sería un tostón, sino aportar algún dato sobre algo curioso y así el que quiera profundizar más, tiene una base de la que partir. Y por supuesto, espero que todos compartáis vuestros conocimientos con los demás.