Sep 242011
 

Que gustazo poder despertarse un sábado por la mañana, echar mano del mando del plus (previamente robado al amigo pagafantas) y poder disfrutar de uno de los mejores partidos hasta ahora de este RWC2011 directamente en la cama sin tener ni si quiera que levantarse.

La primera sorpresa fue el “kapa o pango”  (berreado por Piri Weepu) que se marcaron los All Blacks en lugar del tradicional Haka “ka mate“. Si bien la segunda ya acojona lo suyo, la primera es ya para salir corriendo

Ese final avisándote de que te van a cortar el cuello, con la lengua fuera y los ojos mirando a Murcia de un elemento como el Ali Williams con 2,o2 de altura y 115 Kg de peso (el que más cerca esta de la cámara) a mi me haría pensar si jugar el partido con él o pasarme al badminton.

Con respecto al partido, en un principio parecía que los franceses habían pensado que este baile niñitas sin tu-tú no nos asusta, y comenzaron el partido con unas ganas sorprendentes. Incluso pudieron abrir el marcador en el minuto 3 cuando Morgan Parra estrello el balón en el poste en un intento de drop seguido de una avalancha de jugadores franceses en la linea de marca que los de negro frenaron metiendo casi todo el equipo bajo palos. En el minuto 8, sin embargo, mi hija me pita un golpe de castigo y me levanta de la cama para prepararle su desayuno. Colacao 1 -0 Rugby. De vuelta al partido me encuentro un 5 -0 resultado de un ensayo de Adam Thomson en el minuto 10 tras un fallo defensivo de la defensa francesa. A partir de ahí cambio el color del encuentro a negro desastre y los kiwis marcaron otro par de ensayos con conversión hasta llegar a los 19 puntos. Francia con una patada a palos borraba el cero de su casillero y llegamos al medio tiempo con 19-3.

Descanso en Auckland y café con cigarro pal que escribe.

La segunda parte comenzó como termino la primera, avalancha negra con esporádicas reacciones blancas, hoy los gallos dejaron el azul para vestirse de blanco y de paso jorobar a los ingleses usando su color habitual. Se suceden los ensayos, incluidos uno francés en un robo de balón en la línea de Maxim Mermoz y trote hasta la zona de ensayo, y como no, ensayito dos minutos mas tarde de “Mister Muscles” Sony Bill Williams que según comentan los entendidos le van dar una pelota para el solito. 

Final 37 -17 en un precioso partido en el que aunque fueron perdiendo todo el rato, los franceses dieron la cara y los kiwis se apuntalaron en la primera posición del grupo y en el que el tercera Richi McCaw llego a la marca de los 100 partidos con la casaca negra, cosa que hasta hoy ningún jugador había sido capaz.

Si mañana estoy con fuerzas, trataré de ver otro partido que se presenta muy interesante, en el que argentinos y escoceses se partirán la cara por la segunda plaza del grupo B.