Abr 242010
 

Libros


Ayer fue el día del libro y me gustaría recomendar una lectura absolutamente imprescindible, se trata de la trilogía de Santiago Posteguillo sobre Publio Cornelio Escipión, el único general romano que fue capaz de derrrotar en el campo de batalla al genial estratega cataginés Hannibal.


 

En esta primera entrega de Santiago Posteguillo se narra la infancia y juventud de Publio Cornelio Escipion (el principal protagonista de la historia pero no el único) y algunas hazañas militares y logisticas del general cartaginés Hannibal Barca y sus hermanos Asdrubal y Magon. Las batallas en Hispania entre los hermanos de Anibal y el padre y el tío del que más adelante tendrá el sobrenombre de Africanus, Publio Cornelio Escipión (padre) y Cneo Cornelio Escipión. Las intrigas politicas de Quinto Fabio Maximo (5 veces cónsul) y los primeros años de vida (y penurias) de Plauto, el que fuera soldado, comerciante, molinero y genial escritor de teatro romano.
En definitiva se trata de una novela con una precisión histórica admirable, que recrea uno de los periodos de mayor incertidumbre y a la vez de los más interesantes en la historia del imperio romano, no es la vida de un solo hombre, sino que va mucho mas allá, es la recreación de un tiempo en que Roma pudo desaparecer.
En Las Legiones Malditas conoceremos como lo que quedo de las legiones V y VI expulsadas de Roma y condenadas al Exilio en Sicilia (tras salir despavoridas de la batalla de Cannae), tendrán gracias a Escipión una segunda oportunidad, la oportunidad de redimirse y la posibilidad de salvar a Roma…de la amenaza de Hannibal. Santiago Posteguillo cuenta la historia de manera ágil, con maestria narrativa y lo que es más importante sin obviar ninguno de los detalles relevantes, la historia esta perfectamente hilbanada desde la primera página y nos dará a conocer las intrigas politicas en el senado de Roma (encabezadas por Fabio Máximo) a las que tuvo que enfrentarse Escipión, las dificultades de Hannibal con el senado de Cartago y las conquistas y batallas de ambos generales, el entrenamiento, la vida de las legiones y las incertidumbres a las que se enfrentaban sus generales.
“He sido el hombre más poderoso del mundo, pero también el más traicionado.” Así comienza Publio Cornelio Escipión sus memorias en La traición de Roma, donde Santiago Posteguillo nos narra el épico final de la vida de dos de los personajes más legendarios de la historia, Escipión y Hannibal. Los eternos enemigos se encuentran una vez más en la batalla de Magnesia, un episodio casi desconocido de la historia de occidente. Pero además de batallas el autor nos cuenta lo que ha sido de los hijos de Escipión; de sus enemigos, Marcio Porcio Catón y de su aliado Graco; de la esclava Netikerty; de la prostituta Areté; de su fiel aliado Lelio; de Antíoco III, rey de Siria; del ya anciano dramaturgo Plauto, que pasea por las calles de Roma, y también de la mujer de Escipión, Emilia Tercia, digna hasta el final en medio de la mayor de las hecatombes públicas y privadas. Con la electrizante prosa que lo cartacteriza, Posteguillo nos transporta de nuevo a la antigua Roma para ser testigos privilegiados del ocaso de una vida tan intensa como desbordante: el final de la epopeya de Publio Cornelio Escipión y de todo su mundo en el marco incomparable de una Roma que emerge victoriosa, por encima de la historia, sin importarle arrasar en su imparable ascenso todo y a todos, incluidos a sus héroes.