Abr 162010
 

Hoy en lugar de poner un buen chiste, tengo varios de calidad media, ideales para cuando ya tenemos un par de cervecitas encima. Me voy a ensañar con el gremio de los médicos.

El médico le dice a su paciente, en tono muy enérgico:
– En los próximos meses nada de fumar, nada de beber, nada de salir con mujeres,
nada de comer en restaurantes caros, y nada de viajes o vacaciones.
– ¿Hasta que me recupere, doctor?.
-No, ¡hasta que me pague lo que me debe!.

En el consultorio, el paciente le muestra a su médico el resultado de unos
exámenes de laboratorio.
El médico los analiza con cara de preocupación y le dice al paciente:
-Vamos a tener que mandarle a hacer una plaquita
-¿De tórax, Doctor?
-NO! De mármol

– Doctor ¿qué puedo hacer para que durante las vacaciones mi mujer no quede
embarazada?
– Llevársela con usted.

– No sé qué me pasa, me toco la cabeza y me duele, me toco la nariz y me duele,
el pie y me duele;
¿qué tengo Doctor?
– El dedo fracturado.

– ¿Así que tu abuelo murió en la consulta del médico?
¿Y el médico qué le dijo antes de morir?
– Le dijo:
– Cuente conmigo, señor: cinco, cuatro, tres, dos, uno, cero…”

Dos enfermeras comentan al ver pasar a un médico:
– Qué bien que se viste el doctor Garcés!
– Si, y qué rápido¡¡¡¡.