Jul 132011
 

Según estudios recientes,

hacerlo de pie fortalece la columna;
boca abajo estimula la circulación de la sangre;

boca arriba es más placentero;
hacerlo solo es rico, pero egoísta;
en grupo puede ser divertido;
en el baño es muy digestivo;
en el coche puede ser peligroso…
Hacerlo con frecuencia desarrolla la imaginación;
entre dos, enriquece el conocimiento;
de rodillas, resulta doloroso…
En fín, sobre la mesa o sobre el escritorio,
antes de comer o de sobremesa,
sobre la cama o en la hamaca,
desnudos o vestidos,
sobre el césped o en la alfombra,
con música o en silencio,
entre sábanas o en el baño:
hacerlo, siempre es un acto de amor y de enriquecimiento.
No importa la edad, ni la raza, ni el credo, ni el sexo, ni la posición económica…

 

Leer es un placer!!!

Y RECUERDA QUE CADA VEZ QUE LEEMOS UN LIBRO,

MUERE UN BURRO