pagafantas

Ojeador de la realidad e inquieto explorador de todas aquellas historias que jamás reconoceréis como vuestras delante de vuestros suegros. Atlético de nacimiento, y no precisamente por el cuerpo difuminado que rodea esta mente privilegiada. De ideas políticas ambidiestras, puedo prometer y prometo, critica radical con aquel que así lo mereciera. Crecido a la sombra de Barrio Sésamo, el Un, Dos, Tres, y Torrebruno; la única religión que proceso, es la adoración suprema a Han Solo, Rocky Balboa y Harry el Sucio.

Abr 302012
 

O como se puede tirar la champiñones por la borda.

Los resultados eran propicios y aunque sin merecerlo por la irregularidad mostrada durante todo el campeonato, ganando, estábamos enganchados a la lucha por la champiñones, con un calendario propicio y rivales directos a los que arrebatar el puesto.

Minuto ochenta y cinco y 0-1, todo hacia indicar que al menos los tres últimos partidos iban a tener emoción para el ATLETI, con la visita del Málaga y el puesto de champiñones a tiro de piedra.

Pero claro, esto es el ATLETI, y como tal, había que cagarla. Después de innumerables ocasiones para sentenciar el partido, con penalti a Falcao incluido, y balones que era mas difícil poner fuera que dentro… En tres minutos recibes dos goles y tiras todo por la borda. Tal era la superioridad del ATLETI, que yo creo que les dio vergüenza ese resultado y decidieron empatar en el descuento.

En fin, parece que nos da miedo jugar con los grandes y nos sentimos cómodos jugando la UEFA, aunque esta bendita afición no deje de soñar con volver a ver partidos de los de verdad en el Calderón, a jugarse las habichuelas con los grandes de Europa, a vivir desplazamientos como los de Liverpool de hace tres años….

Así pues, solo queda un partido para acabar la temporada, la gran final que todos esperamos disfrutar.

Abr 282012
 

 

Este es parte del material que he encontrado y/o recibido estos días, pero se que hay mucho mas, y por eso os invito a participar colgando todo lo que podais aportar

Abr 272012
 

Este si es mi ATLETI, y así se consiguen las cosas, con sufrimiento, con agonía, con tensión… y así se saborean mejor.

La primera parte no se muy bien como definirla. No fuimos capaces de salir se nuestro campo y el asedio a la portería del Belga (por cierto, parece que se queda otro año) fue continuo y asfixiante. Ya no quedaban uñas que morder y el fantasma de la “cagada” habitual planeaba demasiado cerca de una entidad que ha sabido elevar el apodo del “PUPAS” a la máxima expresión. Es cierto que ocasiones clarísimas tampoco hubo en demasía, pero el histórico de nuestra defensa, obliga a pensar que cualquier medio ocasión, es una oportunidad de gol demasiado evidente para el rival, sea quien sea este.

Tuvo que ser el Cholo quien en el descanso les explicara lo que es ser del ATLETI, el orgullo que debían de sentir de pertenecer a ese sentimiento, y de darles las fuerzas necesarias para otorgar a esta afición del premio de una final europea.

La segunda mitad comenzó con un aroma diferente y la presión ya no era tan afiliaste. Ademas, los contragolpes atléticos amenazaban con finiquitar la eliminatoria. Y fue así, en un balón largo para Adrián, como el asturiano pego al balón con el alma de 45.000 sufridos seguidores y lo cruzo a la escuadra contraria, ganándose así el derecho a volver a disputar una final y brillar de nuevo entre los grandes.

De ahí al final, poco mas que contar, salvo la metedura de pata de Thiago, que no jugara la final por una tangana con el “Makarra” de Soldado, pero que hizo que el crono transcurriera con tranquilidad hasta el final del partido.

Llegados a este punto, y como decía un grande, las finales no están para jugarlas, sino para ganarlas, así que por mucho que el Bilbao sea el equipo de moda, que los leones hayan eliminado al Manchester (equipo b) y al Shalke del repudiado madridista Raúl, debemos imponer en Bucarest nuestra experiencia y jerarquía de ser lo que fuimos.