Abr 242012
 

Bueno, nos encontramos quizá ante el mejor partido de la temporada y creo que como tal, merece una entrada especial, y es que los valores, las ganas, la entrega y la calidad desplegada en el encuentro, responden ahora si, a las reivindicaciones de esta bendita afición, tan glorificada en ciertas ocasiones y tan maltratada por los dirigentes del propio club en los ultimo tiempos.

Yo no he venido aquí a hablar de mi libro, como el etílico Paco vino a sentenciar, pero he de hacerlo sobre fútbol y sentimientos.

Por una vez en mucho tiempo, la casta y las ganas de entregarse, florecieron de nuevo en el Calderón, al igual que en épocas pasadas era la virtud esencial de este club.

El ATLETI del Cholo, desplegó un juego rápido, vivo, alegre y efectivo en ataque. Por otro lado, sacrificado, asfixiante en la presión y efectivo en defensa. Solo las jugadas a balón parado, nos devolvieron a la realidad y metieron al los valencianos en una eliminatoria que el ATLETI había decidido sentenciar en el Calderón.

No podría destacar a nadie en especial, pero si, debí reseñar los aspectos siguientes:

Por encima de todo estaría el cuarto gol del Tigre Colombiano. Como Juan Palomo, el solito se lo fabrico, para buscar el hueco oportuno que le permitiera con in zurdazo seco y preciso, colocar el balón en la escuadra. Si ese gol, lo hace uno que yo me se, habría abierto todos los telediarios nacionales e internacionales. Grande Radamel, porque el primer gol es muy complicado de hacer, y meter la cabeza con el escorzo que solo el puede hacer e inventarse.

El de Adrián, no es menos importante. Fruto de la presión defensiva, y la asfixia a la que estaba sometiendo a la salida del balón del Valencia, nace una pelota que llega al asturiano, que con dos cambios de ritmo impresionantes, le permite definir con claridad delante de Alves.

Digno de mención son también el Turco y Diego. Que a base de calidad, mucha calidad, y sacrificio para ayudar a los dos medio centros en las tareas de presión, propiciaron la chispa necesaria, para prender el barril de la ilusión e iluminar el juego del ATLETI.

El Calderon estaba precioso esa noche, y la gente que con una incuantificable necesidad de volver a vivir una final y sentirse importante de nuevo, se contagio de lo que en el terreno de juego se estaba generando; orgullo de sentirse atlético.

Solo la debilidad defensiva en los balones aéreos y la pasividad que el portero en sus salidas esta mostrando tras su enfrentamiento con el mandril, permitió que la incertidumbre y el sufrimiento, sean los sentimientos que gobiernen el partido de vuelta. Pero claro, no seria el ATLETI si no lo consiguiera de esta forma, y al igual que antaño, hemos de labrar nuestros éxitos a base de sufrimiento, coraje y cojones, no puede ser de otra forma.

El partido de vuelta no va a ser fácil, nada fácil, pero si la concentración y la entrega mostrada en el de ida, gobiernan la actuación del equipo en Mestalla, no deberíamos tener mas problemas de los que un equipo sufridor como el ATLETI debe tener.

El premio para la afición por soportar una temporada mediocre, esta cerca, y todos los esfuerzos que para conseguirlo haya que realizar, se me antojan infinitamente mas baratos, que la grandeza del objetivo perseguido, y es que vivir una final del ATLETI con mi gente, no tiene comparación con nada que conozca, ni vaya a conocer nunca.

ÉCHALE HUEVOS, ATLETI

Tu ya lo sabes viejo, y aunque no me lo pidieras decir; Papa, es por esto que somos del ATLETI. Disfrútalo estés donde estés, porque tu también eres parte de esto.

  One Response to “ATLETI 4 – VALENCIA 2”

  1. Partidazo el que se marcó el Atleti, si jugasen así todos los partidos las cosas cambiarían…Este jueves pasamos a la final y volveremos a conquistar la Europa League